Pulsa «Intro» para saltar al contenido

Plan Senior: Humanización y “Economía de Guerra” Ganaron a la Pandemia

En medio de la incertidumbre y el caos que ha generado la pandemia del COVID-19 en todo el mundo, algunas historias emergen como faros de esperanza y ejemplos de una gestión excepcional. Una de esas historias tiene lugar en Extremadura, donde el centro de mayores “Plan Senior” se destacó de manera extraordinaria al no registrar ningún contagio durante las cinco olas de la crisis sanitaria.

Detrás de este logro se encuentra José Manuel Puente García, presidente de Plan Senior, cuya visión, liderazgo y medidas innovadoras han convertido a esta residencia en un modelo a seguir en la lucha contra la propagación del virus entre los más vulnerables de la sociedad.

En esta entrevista exclusiva, hemos conocido los factores clave que han contribuido al éxito de Plan Senior y las lecciones aprendidas que pueden guiar a otras instituciones en su respuesta a las futuras pandemias.

¿Cómo logró mantener los 11 centros de mayores en Extremadura, Castilla y León y Cataluña libres de infecciones durante las 5 olas de la pandemia del Covid-19?


Podemos resumirlo en dos causas principales, la primera por habernos anticipado a las medidas de precaución. En cuanto empezaron las noticias de las infecciones en Italia fuimos conscientes de que la mayor parte de las familias de los usuarios de nuestros centros viven en ciudades grandes y muy cosmopolitas, por lo que el cruce de contactos de personas que viajan por Europa y Asia debido a sus trabajos podían ser un foco de entrada el primer fin de semana que viniesen de visita, así que el fin de semana del 2 de marzo de 2020 comunicamos la entrada exclusiva con comunicación previa a los centros (lo cual nos permitió reducir aglomeraciones y agrupar a los usuarios con sus familias para
evitar cruces) y con mascarillas. Nos costó más de un intercambio de opiniones con algunas familias, pero acabaron acatando y entendiendo las indicaciones. Y la segunda, y no por ello menos importante, porque tenemos grandes equipos de trabajo, personal que se involucró al 200% desde el minuto 0, llegando a desatender (permítame la expresión) a sus familias para quedarse internas en el centro durante semanas y por turnos, lo cual nos evitaba la entrada de agentes externos que no podíamos controlar. Podríamos decir que acabamos siendo un bunker en las primeras olas.

La personalización, aunque creíamos tener servicios individualizados, la pandemia nos enseñó lo que nos faltaba y nos enseñó mucho en empatía, nos enseñó la empatía de verdad, no la de la rutina del día a día.

José Manuel García Puente


¿Cuáles fueron las estrategias clave implementadas para garantizar la seguridad y salud de los residentes y personal?


Cómo le comentaba, la anticipación fue la principal estrategia, compramos todo el material que encontramos (mejor no hablar de las argucias necesarias para poder hacerlo llegar a los centros) Nos surtimos de alimentación para 6 meses por si había restricciones, productos de aseo, primeros auxilios, medicamentos… Podríamos llegar a no abrir una puerta en 6 meses a pleno rendimiento. Y después fue muy importante la sectorización de los edificios, eso nos permitió controlar al 100% cualquier anomalía o alteración en el bienestar de nuestros usuarios.


¿Podría compartir alguna anécdota curiosa o destacada que haya surgido durante la gestión de los centros de mayores durante la pandemia?


Sin lugar a dudas las primeras visitas de los familiares, ver como accedían al centro y afloraban las emociones por su parte, y las de los residentes, al poder cruzar las miradas, después de tantos días, a través de las mamparas sin poder llegar al contacto físico, son momentos muy emocionantes que nunca olvidaremos. Como tampoco olvidaremos la preocupación constante, más allá de su deber, del Cuerpo de la Guardia Civil, siempre preocupados y en constante contacto con el centro para prestar su ayuda y disposición ante cualquier situación, de manera muy especial a los miembros del cuartel de la localidad de Torremocha, Cáceres.


¿Cómo se adaptaron a situaciones inesperadas y desafiantes?


Con paciencia, calma y mucha sangre fría. Todo el equipo, discúlpeme que insista, hizo un trabajo digno de un estudio y de admiración. Desde el personal de mantenimiento al de enfermería, pasando por gerocultoras, oficina, limpiadoras, cocineras… espectacular. También hemos de hacer mención a nuestros proveedores, nunca nos dejaron solos a pesar de las dificultades del momento.


¿Cuáles son los principales servicios que ofrece el Grupo Puente en sus centros de mayores?


Todos los referidos a los cuidados de las personas mayores, ya sean usuarios autónomos o dependientes.


¿Hubo alguna innovación o adaptación específica en los servicios durante la pandemia?


La personalización, aunque creíamos tener servicios individualizados, la pandemia nos enseñó lo que nos faltaba y nos enseñó mucho en empatía, nos enseñó la empatía de verdad, no la de la rutina del día a día.

Uno de los turnos del viaje de agradecimiento al personal de Plan Senior


¿Cómo ha sido la relación con las entidades públicas durante la gestión de los centros de mayores?


Todo el mundo fue conocedor de las indicaciones que a nivel global se dieron desde los poderes públicos. El que en un principio nos adelantásemos a los que se nos venía encima, fue visto por la administración con cierta prudencia. Aunque hemos de reconocer que la ausencia de protocolos hizo que se nos permitiese tomar las medidas que hemos comentado. En este sentido hemos de hacer hincapié en que la Junta de Extremadura, y concretamente el Servicio Extremeño de Promoción de la Autonomía y Atención a la Dependencia (SEPAD) ha estado siempre a nuestro lado, en una línea de comunicación constante apoyándonos en nuestras decisiones; Situación que hemos agradecido en su
momento y seguiremos agradeciendo siempre.


¿Han trabajado en colaboración con organismos gubernamentales para mejorar la calidad de los servicios?


Una vez sobrepasada la etapa dura de la pandemia, con este servicio de la Junta de Extremadura, el SEPAD, hemos mantenido alguna reunión donde trasladamos nuestro knowhow en los momentos duros. A lo largo de estas reuniones nos han trasladado su felicitación y también han recogido algunos de los protocolos de nuestra actuación a modo de referencia para futuras pandemias.


¿Cómo ingresó en el negocio de la gestión de centros de mayores y cuál fue su motivación?


Nos adentramos por casualidad en el mundo de los Servicios Sociales. Durante varios años, una de nuestras empresas de construcción fue requerida por varios Centros de Mayores extremeños para acometer diversos trabajos. Esta situación nos hizo conocer desde dentro el sector de Atención a las Personas Mayores, lo cual genera la suficiente inquietud para formarnos en el mismo y nos abrió la puerta para adentrarnos directamente en la Gestión de los Residencias.

Algunos miembros del equipo de Plan Senior


¿Cuáles son los proyectos futuros del Grupo Puente en este sector?


La previsión más inmediata es la apertura de un Centro de Mayores Privado en la localidad de Bóveda, Lugo, para la que ya disponemos de todas las autorizaciones requeridas por parte de las administraciones públicas.


Además de la gestión de centros de mayores, ¿cuáles son las otras áreas de negocio del Grupo Puente?

Dentro del grupo tenemos cuatros divisiones marcadas y diferenciadas en sus servicios, por un lado, está la división del Sector de Servicios Sociales que nos ocupa en esta entrevista. Por otro lado, contamos con una división que se encarga del servicio llave en mano para Sector Retail, la división de Construcción, la división que se encarga del Frío Industrial y la división del Sector de las Telecomunicaciones.


¿Existe algún plan para internacionalizar las operaciones del grupo?


Hemos hecho operaciones tanto a nivel europeo, como fuera de la Unión, por ejemplo, en la República Dominicana y en el Norte de África. En estos momentos nuestro propósito es continuar consolidando estas plazas antes de avanzar a nuevos horizontes.


¿Cuáles son los principios fundamentales que guían la cultura corporativa del grupo?


Compromiso, empatía y trabajo en equipo.


¿Cómo logra que todas las empresas dentro del Grupo Puente adquieran y mantengan la cultura de la organización?


La escucha activa, la diversificación de responsabilidades, el trabajo en equipo. Si no escuchas a tu equipo, tu equipo no te va a escuchar a ti y la base de la atención empieza por la persona que está de tú a tú con los usuarios.

Sé el primero en comentar

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *