Pulsa «Intro» para saltar al contenido

Solo el 13% han sido mujeres: Cifra de las Dirigentes de Organismos Internacionales

Desde 1945, únicamente el 13% de los cargos electos de dirigentes de organizaciones multilaterales han sido ocupados por el género femenino, ese porcentaje representa a 37 mujeres en total. El dato fue publicado en el informe Las mujeres en el multilateralismo 2024[1] expuesto en la reunión  que GWL Voices celebró en Madrid, España a principios del 2024. María Fernanda Espinosa, directora ejecutiva de GWL Voices, una organización de mujeres lideres de todas las regiones y visión compartida con la construcción de un sistema internacional con igualdad de género que responda eficientemente a los desafíos actuales del desarrollo sostenible, la paz, la seguridad y los derechos humanos, quien a su vez fue presidente de la Asamblea General de la Organización de las Naciones unidas (ONU) durante el periodo de 2018-2019, hace mención al lento proceso de las entidades más importantes en la arena internacional para incorporar a mujeres en posiciones de  más alto nivel.

De las 23 organizaciones que han seleccionado un líder en los últimos dos años,  únicamente ocho han elegido a una mujer. Siete de ellas fueron nombradas el año pasado. Cuatro de esas siete son las primeras dirigentes femeninas, como en el caso de la Unión Internacional de Telecomunicaciones, que durante sus 157 años de existencia sólo había estado liderada por hombres. Otro ejemplo fue en la Organización Internacional para las  Migraciones, que demoró más de seis décadas  en nombrar a una mujer como directora general. Actualmente Amy Pope encabeza el cargo. De tal manera, sólo cuatro mujeres han ejercido la presidencia de la Asamblea de la ONU, oficio que se modifica anualmente. La brecha de género también se manifiesta en la esfera financiera ya que, ninguno de los cuatro principales bancos de desarrollo en el mundo han tenido una mujer como su líder. Aunque no se debe de olvidar a las dos presidentas del Fondo Monetario Internacional (FMI) y el nombramiento de Nadia Calviño de nacionalidad española en el Banco Europea de Inversiones (BEI) el diciembre del 2023. Sin embargo, ni el Banco Interamericano de Desarrollo (BID), ni el Banco de Desarrollo de América (CAF), ni la Organización  para la Cooperación y el Desarrollo Económico (OCDE), ni el Organismo Internacional  de Energía Atómica, entre muchas otras, han tenido una mujer en el cargo más prestigioso.  “Las organizaciones que se acerca más a la paridad son las Unidades de Intervención Policial (UIP), con 47% de mujeres directivas, seguido por el Programa Mundial de Alimentos (PMA), con el 46%, y la Convención Marco de Naciones Unidas sobre el Cambio Climático (CMNUCC), con el 45%.”[2]

Desde 1945, únicamente el 13% de los cargos electos de dirigentes de organizaciones multilaterales han sido ocupados por el género femenino, ese porcentaje representa a 37 mujeres en total

En los equipos directivos de los organismos analizados, los resultados muestran otras cifras. De hecho, se exhibe un progreso positivo en materia de igualdad  de género dado a que cerca de la mitad de las organizaciones han logrado o están relativamente por  alcanzar la paridad. De hecho, la proporción media de mujeres en estas posiciones es del 42%. Los progresos son lentos pero significativos. Cada paso es un avance, especialmente cuando se trata de  frenar una corriente masculina que convencionalmente las organizaciones internacionales están acostumbradas a tener. En efecto, “la porción media  de lideresas electas en las últimas cinco décadas del siglo pasado fue del 4%, anota el estudio. Entre el 2000 y el 2010, esta proporción escaló del 17% hasta el 31%”[3], dando a entender que desde el 2010 se ha reportado una aceleración.

GWL Voices exhorta a que estos avances hacia la igualdad de género que se han desarrollado en los últimos años, se continúen sosteniendo. Asimismo, abogan por tener una secretaria general femenina en la ONU a partir de 2027 y demandan que los países que promueven la igualdad, apliquen sus ideales en el sistema multilateral. Es crucial que este diálogo no acabe como un conjunto de palabras, ya que para que efectivamente exista un cambio en la dinámica tradicional, debe de estar respaldada con acciones e impulsada por las personas que tienen el voto para crear una nueva realidad.

Alide Flores Urich Sass


[1] https://gwlvoices.com/download/women-in-multilateralism-2024-in-spanish/

[2] https://cincodias.elpais.com/fortunas/2024-01-22/el-liderazgo-femenino-no-despega-solo-el-13-de-los-altos-cargos-en-los-organos-internacionales-son-mujeres.html

[3] Ibid.

Sé el primero en comentar

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *