Pulsa «Intro» para saltar al contenido

Türkiye en el Horizonte: Un País con un Potencial Inspirador

Estratégicamente situada en el nexo entre Europa y Asia, la República de Türkiye presenta un paisaje repleto de oportunidades, donde el legado de las antiguas rutas comerciales se entrelaza ahora con el vigor de la innovación moderna. Su ventaja geográfica proporciona un acceso sin parangón a diversos mercados de Europa, Oriente Medio y Asia Central. Además, el país cuenta con un importante mercado interior, una población joven y dinámica, una mano de obra cualificada y competitiva y un entorno de inversión caracterizado por su apertura, todo lo cual posiciona colectivamente a Türkiye como un dinámico centro para el comercio y la inversión.


A medida que las empresas de todo el mundo tratan de aumentar la resistencia de sus cadenas de suministro, que sufrieron importantes perturbaciones relacionadas con la pandemia de Covid-19 y las tensiones geopolíticas, y se inclinan por la deslocalización cercana, Türkiye destaca como un país que puede ofrecer tanto una ventaja geográfica como un marco económico propicio para la reconfiguración sostenible de la cadena de suministro, beneficiándose también de su sólida base industrial e infraestructuras, así como de la reducción de los tiempos de tránsito y los costes logísticos.

Türkiye ofrece fácil acceso a 1.300 millones de personas y un mercado combinado de 28 billones de dólares de PIB en Europa, Oriente Medio y Norte de África y Asia Central en un radio de 4 horas de vuelo.

Fuente: www.invest.gov.tr

Recientemente se han introducido varias medidas importantes para seguir mejorando su clima de inversión. El Programa a Medio Plazo (PMP) para 2024-2026 sirve de brújula económica para Türkiye, guiando a la nación a través de un programa económico meticulosamente elaborado y basado en normas. El programa ya ha puesto en marcha una serie de medidas concretas combinadas con un calendario que permite una fácil revisión de los resultados, subrayando la estabilidad y la previsibilidad.

Un elemento central del programa es el objetivo de reducir la inflación a un solo dígito, reforzando al mismo tiempo la estabilidad macroeconómica y financiera. Las políticas macroeconómicas se apoyarán con reformas estructurales y el objetivo principal es garantizar el crecimiento en todos los aspectos importantes, es decir, la inversión, el empleo, la producción y las exportaciones. El programa se apoya en una troika de pilares estratégicos:

Türkiye destaca como un país que puede ofrecer tanto una ventaja geográfica como un marco económico propicio para la reconfiguración sostenible de la cadena de suministro, beneficiándose también de su sólida base industrial e infraestructuras, así como de la reducción de los tiempos de tránsito y los costes logísticos

Desinflación: La estabilidad de precios es el componente más importante, con esfuerzos concertados encaminados a frenar la inflación hasta una cifra de un solo dígito a finales de 2026.

            Fuente: Banco Central de la República de Türkiye

  • Disciplina fiscal: Se persigue con la intención de contraer el déficit presupuestario por debajo del 3% del PIB, a pesar de los gastos relacionados con el terremoto. La ratio deuda pública/PIB del país, actualmente en torno al 33%, se mantiene muy por debajo de la media de los mercados emergentes. Türkiye aplica una política deliberada para mantenerla por debajo del 40%, incluso por debajo de los criterios de Maastricht del 60%.

            Fuente: Ministerio de Hacienda y Finanzas, Türkiye

  • Transformación estructural: Un calendario detallado establece un plan de acción destinado a catalizar el crecimiento económico basado en la productividad. Este periodo implicará un seguimiento atento de la evolución mundial y la rápida promulgación de normativas pertinentes para la transición ecológica y la digitalización. El Plan Energético Nacional de Türkiye, con proyección hasta 2035, traza una trayectoria hacia la consecución de cero emisiones netas de gases de efecto invernadero. Esta agenda verde se ve impulsada por el fomento de las tecnologías necesarias a través de un fuerte apoyo a la I+D, acelerando así la transformación ecológica de la nación y respaldando inversiones respetuosas con el medio ambiente que optimicen la eficiencia energética y de los recursos para mitigar el impacto del cambio climático global. A pesar del horizonte de tres años del PMP, hasta 2026, ya se observan avances sustanciales en todos los indicadores macroeconómicos.

La economía de Türkiye, conocida por su dinamismo y gran potencial, es una de las de más rápido crecimiento del mundo, con una tasa media anual del 5,4%. Durante la última década, el crecimiento económico ha rondado constantemente el 5%, superando el lento crecimiento experimentado a escala mundial. Entre 2003 y 2021, la economía de Türkiye ha pasado de la 18ª a la 11ª posición mundial en términos de PIB en PPA. Türkiye se encuentra entre las siete economías del mundo con una población superior a los 85 millones de habitantes y una renta per cápita superior a los 10.000 dólares, que cumplen estos criterios. Este año, el PIB ha superado por primera vez el billón de dólares. Con aproximadamente 12.500 dólares, Türkiye se sitúa en el nivel medio-alto en términos de renta per cápita del PIB.

Türkiye ofrece excelentes oportunidades con su población creciente, joven y dinámica. La población activa del país, de aproximadamente 34,3 millones de personas, es la segunda más numerosa de Europa y está creciendo al ritmo más rápido entre los países de Europa. Esta población joven y bien formada es un activo considerable para los inversores que se enfrentan al reto mundial del envejecimiento de la población.

Fuente: www.invest.gov.tr

Türkiye cuenta con importantes ventajas en términos de suministro energético. El sector energético de Türkiye está estratégicamente situado en medio de las reservas de energía primaria probadas del mundo, lo que refuerza su estatus de actor fundamental, especialmente cuando la tendencia del suministro energético mundial se inclina hacia el abastecimiento de países cercanos y aliados. Esta ventaja se ve reforzada por su proximidad a Oriente Medio, Asia Central, el norte de África y Europa.

Fuente: Ministerio de Energía y Recursos Naturales, Türkiye

Desde la fundación de la República en 1923, la participación de Türkiye en casi todas las principales organizaciones internacionales y sus amistosas relaciones en todo el mundo han consolidado su estatus de actor internacional clave. Su pertenencia como miembro fundador a diversas instituciones, como las Naciones Unidas, el Consejo de Europa y la Organización para la Seguridad y la Cooperación en Europa (OCDE), junto con la Organización Mundial del Comercio (OMC), la Organización de Cooperación y Desarrollo Económicos (OCDE), el Banco Europeo de Reconstrucción y Desarrollo (BERD), el Banco Mundial, el FMI, la Organización de Cooperación Económica del Mar Negro, el Organismo Multilateral de Garantía de Inversiones (OMGI), el Banco de Pagos Internacionales (BPI), la Organización de la Conferencia Islámica y el Banco Islámico de Desarrollo (BIsD), por nombrar sólo algunos, pone de relieve su integración diplomática y económica en el marco mundial. Además, el compromiso de Türkiye con la normativa comercial internacional y la colaboración en el sector energético queda patente en su adhesión al Acuerdo General sobre Aranceles Aduaneros y Comercio, a la OMC, y al Tratado sobre la Carta de la Energía.

El régimen de incentivos a la inversión del gobierno turco se encuentra entre los más competitivos de los mercados emergentes, ofreciendo un trato igualitario a los inversores locales e internacionales. Existe un programa completo de incentivos a la inversión con una amplia gama de instrumentos que contribuyen a minimizar los costes y acelerar el rendimiento de las inversiones. Estos incentivos también pueden adaptarse a proyectos en sectores prioritarios clasificados como áreas clave para la transferencia de tecnología y el desarrollo económico. Además, el Gobierno turco ofrece generosos programas de apoyo a proyectos de I+D e innovación, formación de empleados e iniciativas de exportación. En 2022, se emitieron un total de 440 certificados de incentivos por un total de 100.000 millones de liras turcas para inversores internacionales, que generaron empleo para 17.000 personas.

Fuente: www.invest.gov.tr

La proximidad geográfica es cada vez más importante en las cadenas de suministro, y la ventajosa ubicación de Türkiye la convierte en una importante base de fabricación mundial. Türkiye ofrece una amplia gama de fabricación de alta calidad para proveedores de productos globales. La clasificación industrial del país es impresionante, líder en Europa y con posiciones destacadas en todo el mundo en multitud de sectores. Türkiye ocupa:

  • 1er lugar en Europa y 2º en el mundo en Electrodomésticos
  • 1er lugar en Europa en Vehículos Comerciales
  • 1er lugar en Europa y 5º en el mundo en Cemento y Hormigón Preparado
  • 1er lugar en Europa y 5º en el mundo en Vidrio Plano
  • 1er lugar en Europa en Paneles solares
  • 2º lugar en Europa y 8º en el mundo en Acero
  • 3er lugar en Europa y 8º en el mundo en Revestimiento cerámico
  • 1er lugar en Europa y 10º en el mundo en Renta Agrícola
  • 1er lugar en Europa en Acuicultura
  • 1er lugar en Europa en Producción de Vehículos Aéreos no Tripulados.

En la última década, el número de empresas extranjeras que han invertido en Türkiye ha pasado de 5600 a unas 80.000, lo que demuestra el floreciente potencial del país.

A medida que los paradigmas económicos mundiales cambian y las tendencias de la cadena de suministro experimentan profundas transformaciones, Türkiye, situada entre dos continentes, sirve de puente entre Oriente y Occidente, Norte y Sur. Sus ventajas logísticas y laborales, que la convierten en un centro fuerte y rentable para los principales mercados, y su compromiso con los recursos energéticos ecológicos, junto con unas políticas favorables a las empresas y la estabilidad política, posicionan a Türkiye para capitalizar plenamente estos cambios económicos. Los efectos positivos del sólido programa económico de Türkiye son palpables, y existe la firme convicción de que el país está en vías de convertirse en un destino de primer orden para la Inversión extranjera directa (IED).

Embajada de Türkiye en España

Sé el primero en comentar

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *