Pulsa «Intro» para saltar al contenido

Invertir en Panamá

Nuestra misión ante el Reino de España, no sólo nos permite impulsar y afianzar los tradicionales lazos de amistad y cooperación en el ámbito bilateral con España, reconociendo sus fortalezas institucionales, sino también destacar su eje vertebral empresarial que ha contribuido en la dinámica del crecimiento científico y tecnológico de esta que es la economía 14 del mundo.

Quiero que estas líneas les signifiquen a los empresarios e inversionistas españoles una bienvenida a Panamá, un pequeño gran país que ofrece oportunidades para todos; para que vengan y descubran todas las increíbles oportunidades e incentivos que ofrecemos para su próximo emprendimiento comercial en este hermoso lugar.

En estas líneas nos centraremos en las ventajas que nuestro pequeño país ofrece a quienes quieran invertir o hacer negocios en nuestra tierra, conocida como la mejor ruta entre dos océanos.

¿Porque nos enorgullecemos de nuestras fortalezas?

Desde que el Istmo de Panamá surgió de los océanos hace unos 2,8 millones de años, según estimaciones científicas, hemos sido una puerta de entrada.  El surgimiento del Istmo se considera el evento geológico más importante de los últimos 60 millones de años, ya que no sólo dividió un océano en dos nuevos y distintos (el Pacifico y el Atlántico), sino que al hacerlo creó nuevas corrientes oceánicas que afectaron a toda la vida en el planeta; pero también creó un puente para que todas las especies viajaran a través de lo que luego se convirtió en un nuevo continente, uniendo masas de tierra separadas: en una sola.

Nuestro Istmo, desde la época precolombina se convirtió en el conector, una puerta de entrada para que animales, plantas y personas se desplazaran de norte a sur y viceversa.  La llegada de los conquistadores al Istmo, por primera vez, ocurrió durante la expedición del escribano de Triana Rodrigo de Bastidas, en 1501

No resulta casual que, en ésta la parte más estrecha del continente, el Capitán Vasco Núñez de Balboa, avistara el Mar del Sur el día de San Miguel, el 29 de septiembre de 1513, y que más tarde desde la primera ciudad edificada en el Pacífico, se iniciara la conquista del imperio Inca.

Desde entonces, Panamá se convirtió en un centro de comercio y lanzamiento de expediciones que cambiarían irrevocablemente el continente. A tal punto que, un 20 de febrero de 1534, Carlos I de España y V de Alemania firmó el decreto que ordenaba al gobernador regional de Panamá iniciar el estudio de como unir ambos océanos, Atlántico y Pacífico, a través del istmo de Panamá, idea que se hizo realidad 380 años más tarde.

Primero vino la construcción del primer ferrocarril interoceánico en Panamá cuando comenzó la Fiebre del Oro en California, consolidando desde entonces nuestra posición como punto de conexión para el movimiento de personas y carga en las Américas, muchos años antes de que se construyera el Canal, ruta marítima de importancia internacional desde 1914, cuando se inaugurara esta genial obra de ingeniería: un canal de agua dulce que, por virtud de la naturaleza, se alimenta de un sistema pluvial con el único río en el mundo que vierte sus aguas en ambos océanos.

Panamá es hoy un país de 75.517 km2, ubicado en el centro del continente americano, con una población de 4,3 millones de personas y un PIB de US $ 78,823.4 millones de dólares en 2023, principalmente centrado en el sector servicios (82%) y el sector industrial (15.7%), representando la agricultura sólo el 2,14% restante del PIB.  Y debo resaltar que tuvimos un crecimiento del 7.3% del PIB en el 2023.  De nuestras exportaciones, el 29% tiene como destino la Unión Europea.

La revista Forbes menciona a Panamá entre los 50 países más bonitos del mundo por su atracción visual, sus montañas, arrecifes de coral, áreas protegidas, su línea costera y sus selvas tropicales.  También estamos entre los países más felices del mundo.  Nuestra economía está entre las 80 mejores a nivel mundial y es la nación número 57 en el índice de desarrollo humano.

Panamá se ha convertido en un país de oportunidades en múltiples áreas: Logística, Turismo, Digital, Farmacéutica, Energía, Servicios Financieros, Seguros y Comunicaciones, por mencionar algunas.  Por ello y para promover la inversión extranjera directa, el país ha promulgado más de 54 leyes de incentivos dirigidas a los sectores más vitales y ventajosos. Entre ellas la Ley de Asociación Público-Privada que incluye proyectos de inversión social y económicos, en los sectores de energía, telecomunicaciones, carreteras, escuelas y tratamiento de aguas. Además, ofrece el dólar estadounidense como moneda de curso legal.

Somos un país que posee estabilidad política y jurídica, servicios médicos de alta tecnología, un centro financiero y bancario de primer nivel mundial, una excelente calidad de vida, con regímenes de inversión favorables y centrados en la sostenibilidad, excelentes comunicaciones de banda ancha, una moderna apertura comercial y un envidiable acceso al mercado; junto con una posición establecida como centro de servicios logísticos de la región.

Ofrecemos un punto de acceso único a todos los mercados de América Latina y el Caribe (LAC), a través de nuestro Centro de Servicios Logísticos en el Canal de Panamá, que mueve el 6% del comercio mundial y está conectado con 1,700 puertos en todo el mundo, a través de 144 puertos marítimos y rutas que sirven a más de 160 países, directamente desde Panamá.

Durante el ejercicio fiscal 2021 transitaron por el Canal 56 millones de toneladas de carga y 518 millones en 2022, pese a la desaceleración de la economía y el comercio. El Canal de Panamá registró un total de 14,080 tránsitos en el año fiscal 2023, impulsado por un aumento de buques neopanamax.

Los puertos más activos de la región se encuentran en Panamá, y desde allí las cargas van directamente a 152 puertos en 54 países, atendidos por las compañías navieras más grandes del mundo, mismas que mueven más de 7 millones de contenedores (TEU – Unidad Equivalente a Veinte Pies ) por año.  Para completar el Polo Logístico, Panamá también cuenta con un sistema ferroviario que sirve como canal seco entre los océanos Atlántico y Pacífico, moviendo 1 millón de TEU cada año.

Nuestra ciudad capital está conectada por vía aérea con todo el continente a través del Hub de las Américas, operado por nuestra propia aerolínea COPA en el Aeropuerto Internacional de Tocumen, por donde se mueven más de 16 millones de pasajeros en tránsito, anualmente, y que se conecta directamente con 90 destinos en 38 países del continente y Europa.

Además de una logística excepcional, Panamá también ofrece una sólida conectividad de datos; siete cables de fibra óptica conectan la región de América Latina y el Caribe con América del Norte, Europa y Asia, los que atraviesan físicamente nuestro país, coadyuvando a que seamos el lugar ideal para establecer inversiones intensivas en conectividad como data warehouses, IoT y blockchain, entre otras.

Ofrecemos un punto de acceso único a todos los mercados de América Latina y el Caribe (LAC), a través de nuestro Centro de Servicios Logísticos en el Canal de Panamá, que mueve el 6% del comercio mundial y está conectado con 1,700 puertos en todo el mundo

Ithzel Patiño de Villarreal, Embajadora de Panamá en España

Nuestro país también es conocido por su Centro de Servicios Financieros que alberga bancos de todo el mundo y permite transacciones transparentes y eficientes en cualquier moneda.

En nuestro Sector de Servicios Financieros también ofrecemos la segunda Zona Franca más grande del mundo, después de Hong Kong: la Zona Libre de Colón, ubicada en la entrada atlántica del Canal de Panamá y al lado del puerto más activo del Caribe.  A través de la Zona Libre de Colón se traslada carga hacia y desde Panamá, aprovechando las instalaciones de almacenamiento para el reempaque y redistribución de mercancías.

Panamá está muy bien conectada a nivel global, ofreciendo la posibilidad de producir bienes y servicios, y exportarlos prácticamente a cualquier lugar, ya que tenemos 19 Tratados de Libre Comercio que conectan nuestro mercado con 69 países y 1,300 millones de consumidores en todo el mundo.  Entre ellos, el Acuerdo de Asociación firmado entre la Unión Europea y Centro América, en 2015.  Hoy, tenemos más de 300 empresas españolas instaladas en Panamá y España es el primer país por volumen de licitaciones públicas panameñas que le han sido adjudicadas, por más de 10,000 millones de dólares.

Hoy somos la ruta elegida por las empresas farmacéuticas más importantes del mundo debido a su conectividad y gran infraestructura logística. Con el #PanamáLogisticsHUB, cada vez más robusto, que ofrece múltiples beneficios para que las empresas multinacionales vean al istmo como un trampolín para distribuir sus productos en toda la región latinoamericana y otras áreas.

¡Panamá está abierto a los negocios y listo para recibir a todos los inversionistas, para que nuevas ideas tengan éxito en este nuestro especial país y más allá!

Desde la Embajada de Panamá en España agradecemos la oportunidad que nos ha brindado Raia Diplomática de publicar este breve artículo, que estamos seguros servirá como otro puente de unión entre España y Panamá, mostrando las múltiples oportunidades de negocios, inversiones y exportaciones que hay disponibles en nuestro país.

Mis mejores deseos para los empresarios españoles, todos ellos buenos amigos que serán siempre bienvenidos en Panamá.

Ithzel Patiño de Villarreal  es oriunda de la comunidad de Gualaca, en la provincia de Chiriquí, la Embajadora Patiño está muy orgullosa de sus raíces humildes y de los 46 años de trabajo en la Cancillería panameña, como funcionaria de la Carrera Diplomática y Consular. Ejerciendo funciones en el servicio exterior en la ciudad de Nueva York, y en países como Paraguay, Colombia, Bolivia, Australia, Las Maldivas y España.

Ha desempeñado importantes cargos en el Ministerio de Relaciones Exteriores de Panamá, tales como Secretaria General, Viceministra Encargada, Jefe de Gabinete del Despacho del Ministro, Subdirectora Encargada de Política Exterior, Jefe de los departamentos de Pasaportes, Asia y África, Negociaciones, Becas y Movilidad Académica, Academia Diplomática, Asesora en la Dirección de Organismos y Conferencias Internacionales, entre otros.

Y en el servicio exterior, ha ejercicio diferentes funciones hasta su designación como Embajadora Extraordinaria y Plenipotenciaria de la República de Panamá ante la Mancomunidad de Australia, Concurrente en Las Maldivas y ante el Reino de España.

Es asidua a la lectura, la pintura, las manualidades, la cocina y en su tiempo libre también escribe versos y cuentos inéditos.

Sé el primero en comentar

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *