Pulsa «Intro» para saltar al contenido

Promoción agroalimentaria de productos DOP e IGP 2024

Empezamos, para quién no lo sabe, con especificar que significan las siglas DOP e IGP; ambas se refieren y se utilizan en relación a los alimentos y a los vinos, y significan respectivamente “denominación de origen protegida (DOP)” y “indicación geográfica protegida (IGP)”. En ambos caso, se trata de auténticos sellos de calidad, expedidos por la Unión Europea a propuesta del Ministerio de Políticas Agrícolas y Forestales, a la vista de una instrucción previa muy cuidadosa y del compromiso de todos los productores interesados de someterse al control constante de un organismo tercero de certificación. Sus características son las siguientes:

– La “Denominación de Origen Protegida” (DOP) es una marca de protección jurídica de la denominación que se atribuye – generalmente por ley – a los alimentos cuyas características cualitativas específicas dependan esencial o exclusivamente del territorio en el que se producen. El entorno geográfico comprende tanto factores naturales (clima, características medioambientales) como factores humanos (técnicas de producción transmitidas en el tiempo, artesanía, savoir-faire) que, cuando se combinan, permiten obtener un producto inimitable fuera de una zona de producción determinada. Para que un producto sea DOP, las fases de producción, transformación y elaboración deben tener lugar en una zona geográfica delimitada.

– El término “Indicación Geográfica Protegida” (IGP) es una marca de protección jurídica de la indicación geográfica que se atribuye a los productos agrícolas y alimenticios para los que una determinada calidad, reputación u otra característica depende del origen geográfico, y cuya producción, transformación y/o elaboración tenga lugar en una zona geográfica determinada.

Para obtener la IGP, por lo tanto, al menos una etapa del proceso de producción debe tener lugar en una zona particular. Así pues, la diferencia entre productos con DOP e IGP radica en que, para los productos con DOP, todo lo relacionado con la elaboración y comercialización del producto tiene su origen en el territorio declarado; mientras que para el producto con IGP, el territorio declarado confiere al producto, mediante determinadas fases o componentes de su elaboración, pero no todos los factores que contribuyen a la obtención del producto proceden del territorio declarado.

Con la esperanza de haber aclarado un poco cuales son las características principales así como las diferencias entre los productos con sello DOP e IGP, me gustaría pasar a analizar la que es la campaña de promoción agroalimentaria de estos productos que la Región de Emilia-Romaña ha puesto en marcha para este años 2024 y cuáles son los temas que considera centrales en este sentido: el corazón agroalimentario del país, con sus rasgos de calidad; economía para las empresas; alimentos seguros y sostenibles; identidad cultural; consorcios y cadenas protagonistas.

Un calendario largo 12 meses, entre citas nacionales e internacionales, que comenzó en febrero de este año con “Slow Wine Fair”, la feria internacional de vinos organizada por Slow Food, y que continuará con “Embajadores del Gusto” en Reggio Emilia, “Cibus” y “Good” en Parma, “Macfrut” en Rimini, “Terra Madre” en Turín, “Vinitaly” en Verona, “Tramonto DiVino” en varias localidades de Emilia-Romagna, “Motor Valley Fest” en Módena. Sin olvidar la promoción de las 44 DOP e IGP regionales en el sector Ho.Re.Ca con el proyecto “Nati qui, apprezzati in tutto il mondo” en colaboración con Marr, la participación en el “Summer Fancy Food” de Nueva York y la candidatura avanzada para acoger la ceremonia nacional de los premios de la Guía Michelin 2024.

El programa fue presentado hace poco en Bolonia por el concejal regional de Agricultura, Alessio Mammi, junto con el secretario general UnionCamere, Stefano Bellei, el director de la Enoteca Regional, Gian Luca Giovannini, y Tommaso Ferazzoli de Universal Marketing, empresa organizadora exclusiva para Italia del Summer Fancy Food de Nueva York.

También estuvieron presentes Andrea Barbi y Marco Ligabue (“embajadores” de Emilia-Romaña), así como representantes de los Consorcios de los productos DOP e IGP de Emilia-Romagna, de Casa Artusi, de CheftoChef emiliaromagnacuochi (https://www.cheftochef.eu/), de la Asociación italiana sumiller, de Slow Food y otros socios de la Región en las actividades de promoción.

Las indicaciones geográficas desempeñan un papel importante en el mantenimiento de la actividad económica y social en las zonas rurales y son cruciales para preservar el equilibrio territorial a nivel regional; al igual que importante es el rol que desenvuelve la investigación: los estudios y los análisis son indispensables para poder ofrecer un nivel cualitativo cada vez mejor.

Michele RRossi

“Somos la Región con el mayor número de indicaciones geográficas DOP e IGP” – dijo el concejal Alessio Mammi – un sector que emplea a muchos trabajadores y crea muchos empleos (unos 135 mil), una economía de calidad y distribución de riqueza en el territorio. Un cuadro importante, desde el punto de vista cultural y de los negocios, del que el export es una pieza fundamental – añade Mammi -. Queremos apoyar a nuestro agroalimentario también para hacer más fuerte el concepto del alimento como valor cultural que expresa una identidad propia, y no puede ser homologado ni imitado por estar estrechamente ligado al territorio, a las tradiciones de las familias y de las empresas. Sus peculiaridades deben ser reconocidas, defendidas y protegidas como se hace con las obras de arte. Es por esta razón que se trata de una acción de estrategia promocional que afecta a los consorcios, a la restauración, a las ferias internacionales, pero también a las plazas de nuestra región – prosiguió -. Ponemos en marcha una visión a trescientos sesenta grados, para mantener juntos todos los aspectos: desde el más popular hasta el más profesional. Por eso apostamos por la promoción agroalimentaria tanto en el mercado nacional como en el internacional, como por ejemplo hace dos años que volvimos al “Summer Fancy Food” en Estados Unidos, e iremos también a la edición de este año, acompañando a numerosos Consorcios DOP e IGP: volvimos a los Estados Unidos porque el mercado norteamericano está cada vez más por consolidar, está interesado en nuestros productos, los aprecia mucho y hay un importante potencial en las exportaciones. Al igual que Japón, donde Emilia-Romaña es la primera región exportadora italiana. Un territorio que expresa sobre todo calidad, una garantía para la seguridad alimentaria y la salud, como hemos visto en la misión realizada el año pasado. Emilia-Romaña es el corazón agroalimentario del país, debemos apoyar nuestros buenos productos y hacerlos conocer cada vez más también para aumentar la productividad de nuestras empresas y el trabajo de tantas familias y personas de nuestro territorio”.

De 2020 a 2024, la región de Emilia-Romaña invirtió alrededor de 4,5 millones de euros en promoción agroalimentaria, de los cuales 2,5 millones de euros para iniciativas en el territorio nacional y 2 millones de euros en promoción exterior y misiones internacionales con los Consorcios Dop e IGP hacia terceros países (en particular Estados Unidos, Canadá, Emiratos Árabes Unidos, Japón). La Región en estos años ha puesto también a disposición de las empresas y Consorcios que han hecho actividades de promoción 23,1 millones de euros, a través de los programas de Desarrollo Rural, los recursos de la Organización Común de Mercado y los dedicados a la Enoteca Regional.

Dop e IGP en Emilia-Romaña

Me gustaría cerrar con los datos relativos a los productos DOP e IGP en Emilia-Romaña, ya que los considero bastante “impactantes”.

Los productos DOP e IGP ascienden a 3.600 millones de euros de producción en Emilia-Romaña de un total de 8.500 millones a nivel nacional y el sector agro alimentario en su conjunto vale 34.000 millones de euros, de los cuales casi 10 se exportan, y garantiza una alta tasa de empleo.

La “Dop economy” vale más de 80.000 millones de euros a nivel europeo.

Las indicaciones geográficas desempeñan un papel importante en el mantenimiento de la actividad económica y social en las zonas rurales y son cruciales para preservar el equilibrio territorial a nivel regional; al igual que importante es el rol que desenvuelve la investigación: los estudios y los análisis son indispensables para poder ofrecer un nivel cualitativo cada vez mejor.

Como siempre, gracias por leerme y hasta el mes que viene.

Michele Rossi nacido en Ferrara (Italia), es licenciado en Ciencias Jurídicas (Universidad de Ferrara) y tiene un Máster en Relaciones Internacionales (Universidad Católica de Ávila). Profesionalmente cuenta con experiencia plurianual internacional (Italia, España, Chile entre otros) y en varios ámbitos (legal, comercial, financiero). Actualmente colabora con varias empresas, dedicándose principalmente a temas de desarrollo comercial  relaciones institucionales e internacionalización.

Fundador y primer Presidente de AS.ER.ES.-Asociación de Emiliano-Romagnoli en España, desde 2020 ostenta también el rol institucional de Consultore para el órgano de la “Consulta degli Emiliano-romagnoli nel mondo”, siendo responsable de la supervisión de varios Países cuales España, Portugal, Rumania y Moldovia. En 2023 ha sido galardonado en Madrid con el “Premio all’Italianità en la categoría asociacionismo”.

Sé el primero en comentar

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *