Pulsa «Intro» para saltar al contenido

Un Mundo de Oportunidades

En el mundo de la geopolítica ocupa un lugar estratégico la posibilidad de aglutinar en torno a elementos identitarios y factores lingüísticos. Ninguna ligazón más fuerte que aquella con base cultural. Porque construye relato y consiente una interpretación que no puede soslayar la visión económica o de negocio. Y es en esa dimensión donde la raíz de Raia Diplomática emerge con inusitada fortaleza.

El mundo de la lusofonía es un mundo de oportunidades. Una plataforma que nace idiomáticamente y que trasciende siglos después en cifras de negocio que sólo pueden multiplicarse atendiendo a una evolución que todos ansiamos positiva

Manuel Baltar, Senador por Galicia


Valores y realidades que pudimos constatar a la vista de las opiniones trasladadas en el acto celebrado en noviembre pasado en la Casa de Galicia en Madrid para celebrar los cinco años en España de Raia Diplomática que magistral, y diplomáticamente, dirige Bruno Caldeira.


El mundo de la lusofonía es un mundo de oportunidades. Una plataforma que nace idiomáticamente y que trasciende siglos después en cifras de negocio que sólo pueden multiplicarse atendiendo a una evolución que todos ansiamos positiva. El acuerdo, la colaboración, la visión y la audacia serán piedra filosofal de un crecimiento que será, a la vez, inspirador y competitivo.


Son los factores culturales el mejor cimiento y la existencia de entidades y herramientas como Raia Diplomática el perfecto acelerador. Corresponderá a los líderes de este movimiento ordenar su expansión y pulir mecanismos de sostenibilidad para que esta fuerza sea imparable.


La economía no son sólo números. Hay intangibles y sensaciones que coadyuvan en los mejores resultados. Lo subjetivo determina lo objetivo y viceversa. Son dos planos de una misma realidad que desembocan en un gran mar de retos donde la pericia técnica debe ir acompañada de un corpus emocional que somos capaces de aportar desde el clásico concepto de lo que representa Iberia, ese nombre (topónimo ya citado por Herodoto) con lo que los griegos conocían nuestra península que moldea conjuntamente a España y a Portugal.


La lengua como negocio. El idioma como oportunidad. La lusofonía como instrumento de progreso. La diplomacia como puerta abierta para alcanzar objetivos que superan fronteras. Un caldo de cultivo perfecto para ahondar en la cooperación, incluida por supuesto la público-privada. No nos bajemos de esta expedición ya en marcha. Sigámonos adaptando partiendo de lo común, ésa debe ser nuestra mejor cualidad. Tenemos faros claros. Recordemos, por ejemplo, a Luis de Camões, escritor, dramaturgo, poeta y soldado portugués…”Mudan los tiempos y las voluntades; se muda el ser, se muda la confianza; el mundo se compone de mudanza tomando siempre nuevas calidades”. Sabia aseveración.

José Manuel Baltar Blanco es un ourensano de 1967, Abogado y Funcionario del Cuerpo Superior de Administración General de la Comunidad Autónoma de Galicia. Senador del Reino de España designado por el Parlamento de Galicia. Delegado de la Consejería de Agricultura de la Xunta de Galicia  en Ourense  (1998-2001). En tres legislaturas, Diputado del Parlamento de Galicia, donde ostentó la Vicepresidencia 1ª. Fue Presidente de la Diputación de Ourense (2012-2023), Presidente de la European Historic Thermal Towns Association y de Partenalia – Asociación Europea de Gobiernos Provinciales-. Presidió la Comisión de Termalismo del Eixo Atlántico y la de Promoción Agroalimentaria de la Cámara de Comercio de Ourense. Miembro de la Junta de Gobierno de la Federación Española de Municipios y Provincias (2015-2023). Fue Presidente del Partido Popular de Ourense (2010-2023) y miembro del comité de dirección del PP de Galicia. Medalla de Oro del Liceo de Ourense.  Actualmente preside la Comisión de Despoblación y Reto Demográfico del Senado, perteneciendo también a su diputación permanente y a las comisiones de Asuntos Exteriores y la de Asuntos Iberoamericanos. Pertenece al Comité Ejecutivo Nacional del Partido Popular.

Sé el primero en comentar

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *