Pulsa «Intro» para saltar al contenido

Noruega – un socio en la transición verde de España

Noruega es un país con una economía abierta y colaborativa, fundada en la responsabilidad social y el uso sostenible de los recursos naturales. Como embajador de Noruega en España una de mis prioridades es dar a conocer que mi país es pionero en el desarrollo y la implementación de tecnologías verdes y cuenta con una industria que puede contribuir a la transición verde en España, en estrecha colaboración con socios locales.

Responsabilidad social


Noruega tiene un fuerte enfoque en la protección ambiental y la responsabilidad social, lo que significa que nuestras empresas operan respetando los recursos naturales y las comunidades donde desarrollan sus actividades.

La industria noruega es producto de una fuerte tradición de colaboración y asociación en donde las empresas trabajan estrechamente entre sí, y dialogan de forma cercana con instituciones de investigación, autoridades y la sociedad civil, para crear sinergias, compartir conocimientos y fomentar la innovación.

Tenemos algunos de los estándares de salud y seguridad más altos del mundo, tanto para los trabajadores como para los consumidores. Tanto en el interior del país como en el exterior, las empresas siguen estrictas regulaciones y directrices para garantizar que sus productos y servicios sean seguros y confiables.

La industria del sector offshore tiene una política de tolerancia cero con accidentes y lesiones, lo que ha resultado en una reducción significativa de incidentes laborales.

Alto nivel tecnológico


La sociedad noruega se caracteriza además por su alto nivel tecnológico y cuenta con una infraestructura digital de primer nivel, con una de las tasas más altas de penetración de Internet y velocidad de banda ancha del mundo. Nuestras empresas ofrecen tecnología de vanguardia, soluciones innovadoras y servicios de alta calidad en diversos sectores, como el energético, marítimo, hidrógeno, baterías, y TIC.

Economía abierta


Muy abierta y estrechamente integrada en la economía global a través de las cadenas de valor, Noruega, gracias al acuerdo sobre el Espacio Económico Europeo que este año celebra su 30 aniversario, tiene acceso al mercado único de la Unión Europea.

Nuestras empresas despliegan más de 4000 sucursales en el exterior, dando empleo a casi 300 000 personas. Además, el fondo soberano del estado noruego invierte en aproximadamente 9000 empresas en 70 países en diferentes partes del mundo. Las inversiones totales en España suman casi 20 mil millones de euros y entre ellas se encuentran inversiones en infraestructura de energía renovable.

En 2022 nuestro gobierno lanzó un plan para aumentar sus s exportaciones en un 50 por ciento hasta 2030 (excluyendo el petróleo y el gas natural). Entre los sectores más destacados se encuentran la energía eólica marina y el sector verde marítimo.

Soluciones verdes

El acceso a energía abundante y barata dio impulso a la industrialización de Noruega a partir del siglo diecinueve. Hoy en día somos una nación líder en energía hidroeléctrica, y el noventa y ocho por ciento de la electricidad se produce a partir de energías renovables, principalmente hidroeléctrica, lo que permite a nuestras industrias de uso intensivo de energía dejar la huella de carbono más baja del mundo.

La electricidad verde también facilita la producción de hidrógeno y amoníaco verde, que pueden utilizarse como combustibles de cero emisiones para el transporte marítimo y terrestre, entre otras aplicaciones.

Gracias a su sector petrolero en el Mar del Norte, Noruega tiene más de 50 años de experiencia en instalaciones y operaciones en alta mar, muchas veces en condiciones climáticas muy adversas. Esta experiencia actualmente se aprovecha en las instalaciones de energía eólica marina, convirtiéndonos en un país líder especialmente en el sector de la eólica marina flotante.

Cerca de 600 empresas e instituciones forman parte de las organizaciones empresariales y clústeres de energía eólica marina, cuya misión es maximizar las oportunidades para la industria noruega en el sector.

Noruega tiene un fuerte enfoque en la protección ambiental y la responsabilidad social, lo que significa que nuestras empresas operan respetando los recursos naturales y las comunidades donde desarrollan sus actividades

Nils Haugstveit, Embajador de Noruega en España

Noruega, una nación marítima y sostenible

Noruega está estableciendo un estándar global para la industria marítima al integrar la sostenibilidad con la innovación y la eficiencia, con el objetivo de reducir significativamente las emisiones de CO2 y promover la tecnología verde a escala global.

Nuestro objetivo es reducir a la mitad las emisiones de la navegación doméstica y la pesca para 2030, alineándonos con los compromisos climáticos internacionales.


La industria marítima noruega es líder en soluciones de bajas y cero emisiones, incluyendo el desarrollo de buques autónomos y la reconversión de barcos para reducir su huella ambiental. Al centrarse en la navegación verde, Noruega no solo está cumpliendo con sus propios objetivos climáticos, sino que también está contribuyendo a los esfuerzos ambientales globales. Los avances en tecnología marítima ofrecen un potencial de exportación significativo y posicionan a Noruega como un jugador competitivo en el mercado internacional.

Pesca y acuicultura

Tenemos una larga tradición pesquera, y somos uno de los principales exportadores de productos del mar del mundo.

Gracias a la estrecha colaboración entre las autoridades, la industria pesquera y nuestros centros de investigación, Noruega ha pasado a ser un productor líder de productos del mar caracterizado por poblaciones sostenibles de peces y una industria acuícola ultramoderna. Con su extensa y biológicamente diversa costa y tradiciones pesqueras centenarias, aportamos una probada experiencia en acuicultura y pesca que el país está aplicando al desarrollo tecnológico.

Impulso industrial sostenible

El gobierno noruego ha lanzado su política para el impulso a la industria sostenible con el objetivo de liderar una transformación económica integral con enfoque en la industria verde. Esta iniciativa incluye nueve áreas con casi 150 medidas para promover la creación de valor verde y reducir a la mitad las emisiones de gases de efecto invernadero para 2030.
Noruega ha reforzado su cooperación con la UE, Alemania, EE. UU. y otros países, y apuesta por dar accesibilidad a la energía renovable, a la tecnología y el capital para apoyar proyectos industriales verdes y generar empleo.

Un socio para España

España tiene elevadas ambiciones, estrategias y planes relacionados con la transición verde que requieren una estrecha colaboración con socios internacionales para poder realizarse. En este contexto, la experiencia y la tecnología desarrollada por las empresas noruegas pueden ser de gran relevancia.

Un buen ejemplo es el sector energético. La empresa estatal noruega Statkraft, la mayor productora de energía renovable de Europa, inició sus operaciones en España en 2018. En solo seis años se ha establecido como una empresa importante en energía eólica y fotovoltaica en la península.

Además, durante los últimos años, empresas y clústeres en España y Noruega han formado alianzas para contribuir conjuntamente al desarrollo de energía eólica marina flotante. España tiene un gran potencial para generar energía eólica en sus 8000 kilómetros de costa. Los Planes de Ordenación del Espacio Marítimo (POEM), presentados en 2023, ilustran el potencial para el desarrollo sostenible de este recurso en las costas españolas.

Otro elemento relevante es la tecnología para la captura y almacenamiento de carbono (CCS). Con el fin de mitigar el impacto del efecto invernadero provocado por las emisiones de CO2, Noruega ha desarrollado un plan nacional de CCS, el proyecto Longship. Estamos muy interesados en compartir nuestra experiencia con esta tecnología y su aplicación. En 2023 un grupo de empresarios y autoridades autonómicas españolas visitaron Noruega con el propósito de familiarizarse con las posibilidades que ofrece esta tecnología para la industria española.

Quiero destacar también que la industria marítima verde de Noruega, con una extensa cadena de valor y multitud de empresas vinculadas al sector, tiene mucha relevancia para España, que está trabajando en una transformación de su industria marítima y de sus puertos.

Y en relación con el mar, existen además grandes posibilidades de utilizar la tecnología de acuicultura de última generación desarrollada en Noruega para la modernización de las granjas acuícolas en España e incrementar la producción sostenible de productos de mar.

Para fomentar la colaboración hispano-noruega debemos tener en cuenta que la industria de nuestros dos países es complementaria en muchos sectores. España se caracteriza, en gran medida, por sus empresas de gran tamaño, con una enorme capacidad de producción industrial de alta calidad, mientras que la mayoría de las empresas noruegas son pequeñas y medianas, creadoras de soluciones innovadoras, usuarias de tecnologías de última generación y abiertas a las colaboraciones internacionales.

Sin duda, la colaboración entre empresas españolas y noruegas beneficiaría a nuestras naciones, repercutiendo positivamente en ambas. Estoy convencido de que juntos podemos contribuir de forma significativa a la transición verde.

Nils Haugstveit tomó posesión del cargo de Embajador de Noruega en España el 1 de
septiembre de 2021. Nació en Risør (Noruega) el 4 de enero de 1958. Está casado y es padre de dos hijas. Licenciado y Máster en Ciencias Políticas por la Universidad de Oslo (1987). Estudió en St.
George’s School, Newport, R.I., EE. UU., con una beca del American Field Service (AFS). En su
formación académica también destaca haber recibido una beca del International Peace
Research Institute Oslo (PRIO). Además del noruego, habla inglés y español.


Ingresó en el servicio diplomático noruego en 1987. Fue Embajador en Kabul (Afganistán)
entre 2012 y 2014. Anteriormente, entre 2007 y 2012, fue Embajador en Buenos Aires
(Argentina), acreditado también ante los gobiernos de Bolivia, Paraguay y Uruguay. Dentro del
Ministerio de Asuntos Exteriores, ha sido Director de Proyecto en el Departamento de
Recursos Humanos y Financieros, Director General de Política de Cooperación Internacional
para el Desarrollo, así como Inspector General del Servicio Exterior de Noruega.

Ha ejercido como docente en el Instituto del Servicio Exterior de Noruega, impartiendo clases
en materias diversas como política de Cooperación para el Desarrollo, Liderazgo y Ética.
También tiene experiencia como jefe de la División para América Latina en la Agencia Noruega
de Cooperación para el Desarrollo (Norad).

Como emprendedor, ha fundado y dirigido las empresas Assist Consulting SA y Haugstveit
International.

Sé el primero en comentar

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *